• Cinco razones para actualizar sus servidores ahora

    Según la empresa de analistas IDC, actualizar la infraestructura de servidores de manera regular mejora el rendimiento relativo, la consolidación, la eficiencia de administración y la confiabilidad. Las organizaciones de TI pueden ahorrar millones de dólares en costos operativos y de capital anualmente.1

    El rendimiento relativo de los servidores disminuye con el transcurso del tiempo a medida que aumentan los costos

    En promedio, el rendimiento de los servidores se erosiona en un 14 % cada año. Para el quinto año, un servidor solo tiene el 40 % del rendimiento que tenía cuando era nuevo. Un menor rendimiento y tasas más altas de fallas aumentan el tiempo fuera no planificado en un 20 % anual. Al mismo tiempo, los costos más altos de mantenimiento requieren inversiones adicionales en los sistemas antiguos.

    Las características modernas mejoran la administración de los recursos

    A medida que los negocios escalan rápidamente, las herramientas de administración modernas mejoran el rastreo de las cargas de trabajo y el análisis de rendimiento. Los servidores actualizados incluyen el firmware y las actualizaciones de parches más recientes, lo que permite mantener la seguridad de los dispositivos y cumplir con las especificaciones empresariales y de gobierno corporativo.

    Los sistemas optimizados aceleran el rendimiento

    Los servidores modernos mejoran la funcionalidad para obtener una densidad más alta de máquinas virtuales y máquinas virtuales más grandes. Esto permite que las aplicaciones de negocios de gama alta puedan migrarse y ejecutarse en un ambiente virtualizado. Si dispone de una menor cantidad de sistemas más sólidos también puede reducir los costos de energía y enfriamiento, los requisitos de espacio del centro de datos, el tiempo de mantenimiento y los costos de las licencias.

    Los diagnósticos predictivos mejoran la confiabilidad

    Si los servidores continúan utilizándose más allá de su vida útil óptima, a menudo se producirán situaciones de tiempo fuera no planificado debido a componentes mecánicos y software antiguos. Los sistemas más nuevos incluyen funcionalidades predictivas que advierten sobre problemas de incompatibilidad o fallas inminentes. Las notificaciones automáticas y el soporte proactivo mejoran la confiabilidad y permiten cumplir con los tiempos de actividad de los acuerdos de nivel de servicio (SLA).

    Garantías de servicio que vencerán pronto

    Al igual que el ciclo de vida promedio de los servidores, los contratos de servicio habitualmente vencen después de tres o cinco años. Las fallas más frecuentes generan costos de mano de obra más altos, y, además, las piezas de reemplazo son costosas y difíciles de encontrar. En general, a menudo resulta más económico comprar un servidor nuevo que extender el contrato de servicio del sistema heredado.